Siete razones

7razones

Anuncios

“Hace años que no tenemos presupuesto…”

Hay preguntas que explican mucho más de lo que parece. Esta mañana me tropiezo con la cuestión que plantea una bibliotecaria de mi tierra:

Hola, me gustaría saber si alguna vez habéis hecho una venta de libros de los que tenéis  en el depósito para sacar dinero para la biblioteca. Hace varios años que no tenemos presupuesto para la compra de fondo bibliográfico. También quisiera saber si eso se puede hacer o si se incurre en alguna ilegalidad. Si alguien ya ha hecho esto, por favor decidme qué requisitos se deben seguir para que todo sea legal. La secretaria de mi ayuntamiento dice que tal vez sea una “competencia desleal” hacia las librerías del pueblo. Espero vuestra información. Gracias

Ojalá mi compañera (y todos nosotros) contara en su municipio con ciudadanos como los de Stony Stratford, quienes bajo la amenaza de su consistorio de cerrar la biblioteca por considerarla un gasto inútil, tomaron al asalto el centro armados con sus carnés para pedir en préstamo obras de su fondo. El resultado fue que se prestaron todos y cada uno de los volúmenes de la biblioteca en un tiempo récord, dejando sus estantes vacíos.

Stony Stratford, 2011. Los ciudadanos le acaban de explicar a los políticos municipales cuánto les importa su biblioteca.  (Fuente: Stony Stratford Library)

Stony Stratford, 2011. Los ciudadanos le acaban de explicar a los políticos municipales cuánto les importa su biblioteca. (Fuente: Stony Stratford Library)

Cultura, turismo y bibliotecas en Onda Regional: los “Paseos literarios” de la Biblioteca Municipal de Burgos.

Es la ciudad de Burgos… Caminar; recrearse; observar vírgulas de instantes cargados de pasado, calles angostas, claustros, rincones de la Historia y con historias… como hicieron algunos escritores y artistas que por esta ciudad pasearon junto a su ángel de la guarda, para luego deleitarse escribiendo en sus recreaciones literarias sobre el Burgos que percibieron a través de los sentidos, de la inspiración y de la transpiración.
Basado en el libro Burgos, paseos literarios de Fernando Ortega Barriuso.

En Memoria Sólida, el rinconcillo de La radio del siglo en Onda Regional que tienen la amabilidad de reservarme Jacinto Nicolás y Adolfo Fernández, tuvimos el placer de contar con la voz de Rafael Ibáñez desde la Biblioteca Municipal de Burgos para hablar de la fantástica iniciativa “Paseos literarios por Burgos” y, de paso, recordar que el 24 de octubre es el Día de la Biblioteca.

Rafael Ibáñez nos contó cómo la Biblioteca Municipal de Burgos, empleando tecnologías de la comunicación gratuitas, ha aunado cultura y turismo en un proyecto para disfrutar de la ciudad paseando por sus calles mientras escuchamos fragmentos literarios relacionados con los rincones urbanos que se recorren.

Pincha en la imagen para acceder a la web de Paseos literarios por Burgos

Pincha en la imagen para acceder a la web de Paseos literarios por Burgos

Es un magnífico ejemplo de proyectos que están llevando a cabo las bibliotecas al margen del tópico préstamo de libros. Os dejo con el audio del programa.

Pincha en el círculo para oír el programa

 

En la radio: el canon sobre el préstamo en las bibliotecas públicas (I)

El tema del canon por préstamo en las bibliotecas públicas da tanto de sí que hemos necesitado más de una tarde para tratar sobre este asunto.

Os dejo un enlace al primer programa de los que dedicaremos a esta cuestión en el espacio Memoria sólida de La radio del Siglo (Onda Regional de Murcia) donde, con la ayuda de Adolfo Fernández y Jacinto Nicolás, intentaré responder como buenamente pueda a estas diez cuestiones.

1.- ¿Cuál es el contenido del Real Decreto sobre la aplicación del canon en las bibliotecas? Una visión general.
2.- ¿De dónde proviene la idea?
3.- ¿Por qué conceptos van a pagar las bibliotecas (que no son las bibliotecas sino usted y yo)?
4.- ¿Hemos amortizado el Quijote?
5.- ¿A quién van a pagar las bibliotecas?
6.- ¿Había una alternativa?
7.- ¿Cómo reparten lo recaudado las entidades de gestión? Un ejemplo.
8.- ¿Por qué se exceptúa a los municipios con menos de 5000 habitantes?
9.- ¿El canon no afecta al sistema educativo?
10.- ¿Cuál ha sido la respuesta de las bibliotecas y los bibliotecarios?

calc

Pincha en la imagen para escuchar el programa.

#DoNotReadThis

“Hoy nos quejamos de tener un exceso de libros; pero de esto no deben quejarse los lectores, porque nadie les obliga a leer. A pesar de la cantidad enorme de libros que se publican, es escasísimo el número de individuos que leen, y si leyeran con fruto, ¿se dirían las deplorables tonterías que llenan la cabeza del vulgo?”

Voltaire, Diccionario Filosófico.

 

 

AIXÒ ÉS UNA BIBLIOTECA. AÇÒ ÉS UNA BIBLIOTECA [última entrega]

Para cerrar el círculo de la entrada original –ESTO ES UNA BIBLIOTECA [con descarga de regalo]– con los idiomas hablados en nuestra península (e islas, claro) dejo aquí las versiones en catalán y valenciano de la adaptación del cartel de Beatrice Warde. Estos dos modelos han sido posibles gracias a la colaboración de Javier GuallarAmadeu Pons, Pere Franch y Tomàs Baiget, en catalán, y Didac Margaix, en valenciano.

El cartel, para descargar e imprimir, en catalán AIXÒ ÉS UNA BIBLIOTECA y en valenciano AÇÒ ÉS UNA BIBLIOTECA

cartelBIBLIOTECAc

 

AXÒ ÉS UNA BIBLIOTECA

ISTO É UNHA BIBLIOTECA. HAU DA LIBURUTEGI BAT.

Ampliando la entrada ESTO ES UNA BIBLIOTECA [con descarga de regalo] os dejo aquí otros dos modelos del cartel Esto es una biblioteca. Están en gallego, gracias a la amabilidad de Mabela Casal, y en euskera, con la inestimable colaboración de Fernando Juárez y de Ion Barrocal Besga, el traductor.  Los tres han resultado personas que no sólo creen sino que practican la eficacia y la celeridad en la Administración Pública. No todo está perdido.

ISTO É UNHA BIBLIOTECA [pdf]

HAU DA LIBURUTEGI BAT [PDF]

Isto é unha bibliotecaHAU DA LIBURUTEGI BAT

ESTO ES UNA BIBLIOTECA [con descarga de regalo]

Hace poco Nuno Marçal -un bibliotecario y facebookamigo portugués que siempre publica cosas interesantes- puso en su muro de Facebook esta imagen

1908420_10152334346358379_8483396706920347832_n

Me llamó mucho la atención ese texto y me puse a investigar un poco. Resultó ser un trabajo de Beatrice Warde (1900 – 1969), una gran tipógrafa enamorada de su profesión que entre su trabajo habitual, sus frecuentes conferencias y sus acertados ensayos sobre tipos y tipógrafos (un ejemplo) encontró un momento para redactar y componer un cartel que hoy luce en una gran cantidad de imprentas del mundo anglosajón.

En resumidas cuentas, el texto adaptado para bibliotecas me gustó tanto que propuse a Nuno pasarlo a portugués y español y maquetarlo -con el abigarramiento kitsch que suele presentar en sus versiones de imprenta- para que cualquiera pueda imprimirlo (tamaño DIN A3) o utilizarlo en la web (PNG).

[EDITO] En la primera redacción de esta entrada olvidé decir que la adaptación final del texto en castellano le debe mucho María Jesús del Olmo.

Aquí lo tenéis en PDF: español Esto es una biblioteca y portugués Isto é uma biblioteca

Y en PNG

cartelBIBLIOTECA

cartelBIBLIOTECAp

Clientes y usuarios, una cita de Camba.

Julio Camba

Julio Camba

Lo que nos cuenta Camba (en una obra cuya lectura recomiendo) ocurre aún en muchos sitios, incluso en restaurantes, pero puedo asegurar que no me he tropezado con una biblioteca pública española donde se den estos modos todavía. Sin embargo, conviene no perder de vista lo que dice sobre lo anómalo de orientar de la actividad hacia la propia institución: ese nuevo reto que se está asumiendo al poner al usuario como centro y justificación de toda la actividad de la biblioteca no sólo tendrá resultados positivos, es (y va a ser) imprescindible.

¿Que el camarero debe defender su mercancía? Yo creo que, sobre todo, debe defender su clientela. Ante el cliente, el camarero representa al dueño del restaurante, pero ante el dueño del restaurante, representa al cliente. El dueño del restaurante es quien le da el empleo pero el público es quien lo sostiene en él, y cuando el camarero cuenta con una clientela personal, no es fácil que lo echen a la calle por revelar el secreto de unas truchas averiadas. Al contrario, un patrón conocedor de su negocio lo despedirá más bien por no haberlo revelado, perdiendo con esta excesiva discreción la confianza de la parroquia.

Monsieur Escoffier, una de las grandes figuras de la cocina moderna, decía que a la puerta de cada restaurante debiera inscribirse esta máxima en letras de oro: «El cliente siempre tiene razón.» Sobre las puertas de los restaurantes madrileños, a mí me parece, en cambio, leer esta otra sentencia en letras de calderilla: «El cliente no tiene razón nunca.» y es que, en realidad, los restaurantes de Madrid no cuentan jamás con el cliente, el cual más bien parece estorbarles que convenirles. Son restaurantes organizados para la comida de los patronos, los camareros, los cocineros y los pinches, y donde, en caso necesario -y por aquello de donde comen tres comen cuatro-, se puede servir también a algunas personas extrañas, pero no a muchas. No, tan pronto como en cualquiera de nuestros restaurantes se ocupa la mitad de las mesas, la comida toma ante el parroquiano todos los caracteres de una aventura temeraria y no existe posibilidad de reclamación.

La casa de Lúculo, Julio Camba, 1929.